Naufragio del petrolero "Sanchi": Riesgo de catástrofe ecológica en mar de China tras naufragio de petrolero iraní

Published On enero 17, 2018 » 65 Views» Internacional, Noticias
 0 stars
Registrarse to vote!

El mastodonte yace en el lecho marino, pero en la superficie el mar sigue ardiendo: el naufragio del petrolero “Sanchi” podría provocar una catástrofe ecológica mayor en el mar de China oriental.

El buque, que transportaba 136.000 toneladas de condensado, que son hidrocarburos ligeros (gas en estado líquido almacenado en contenedores de alta presión), zozobró el domingo luego de arder a flote durante una semana tras un choque con un carguero a unos 300 km al este de Shanghái.

Sólo tres cuerpos fueron recuperados de los 32 miembros de la tripulación a bordo del “Sanchi”, compuesta por 30 iraníes y dos bangladesíes. No hay esperanzas de hallar sobrevivientes por lo que las operaciones de búsqueda fueron interrumpidas.

“Napas de hidrocarburos provenientes del buque siguen ardiendo” en la superficie del agua, indicó el lunes el ministerio de Transportes chino. El Diario del Pueblo, un periódico oficial, indicó que una napa de 10 km por 7 km flotaba aún en la superficie en el lugar del naufragio.

Según la televisión nacional, el incendio se apagó hacia las 10H00 locales. Los buques equipados con lanzas para incendios riegan la superficie del agua con productos detergentes, utilizados para eliminar la contaminación.

El accidente provocó “el mayor derrame de condensados de toda la historia del petróleo”, comentó desde Alaska Richard Steiner, un especialista en mareas negras, que supone que la totalidad de la carga se quemó o se propagó en el mar.

“Dado el mal estado del casco luego de una semana de explosiones y de incendio, es probable que todos los reservorios hayan sido dañados y que todos los condensados, así como el combustible se hayan derramado”, explicó a la AFP.

Sólo con un quinto de la carga derramada en el mar, la contaminación equivaldría a la marea negra producida por el “Exxon Valdez”, que devastó las costas de Alaska en 1989, agregó el experto.

Pero con la diferencia de que el “Exxon Valdez” transportaba petróleo crudo, y no condensados, por lo que es difícil predecir el impacto de tal cantidad en el entorno marino, según el especialista para quien el “récord” hasta ahora no superaba las 1.000 toneladas.

La fauna atrapada 

Además de su carga, el “Sanchi” transportaba unas 1.000 toneladas de diésel pesado para hacer funcionar sus máquinas.

Desde el choque entre el petrolero y un buque de carga de Hong Kong, Pekín ha tomadao una actitud apaciguadora.

Los condensados tendrán “menos impacto en el océano” que los otros tipos de petróleo y un impacto “mínimo” sobre el hombre dado el lugar alejado en donde se produjo el choque, indicó el domingo un ingeniero de la Administración Nacional de Océanos, Zhang Yong, citado por la televisión pública.

Pero el naufragio del barco antes de que toda la carga se consumiese constituye “la peor eventualidad posible”, declaró al periódico Global Times el militante ecologista Ma Jun.

Los condensados “envenenan la fauna submarina”, advirtió.

A diferencia del crudo, los condensados, una vez en el mar, no forman una napa en la superficie sino más bien una nube tóxica que flota entre dos aguas.

Cetáceos, peces, aves y plancton que entran en contacto con esta contaminación pueden morir en breve plazo o contraer enfermedades, discapacidades o terminar estériles, según Richard Steiner.

La región es una importante zona de desove para varias especies de peces grandes, cuyos huevos se vieron “sin duda expuestos” a las emanaciones tóxicas, agrega el especialista.

“Como nadie hizo una evaluación científica, los gobiernos como los propietarios de buques podrán decir que los daños son limitados”, adelanta.

Fuente: Semana Sostenible – AFP

Tags

Deja un comentario