Los otros 'Prestige': Los desastres del transporte marítimo de petróleo

Published On enero 19, 2018 » 368 Views» Internacional, Noticias, Rescate/Salvamento
 0 stars
Registrarse to vote!

El ‘Sanchi’ es la mayor catástrofe naval del siglo XXI, por delante de la ‘marea negra’ gallega

El destino de Sanchi estaba escrito en letras negras. El hundimiento del petrolero iraní, con una carga de 136.000 toneladas de crudo, en el mar de la China oriental era el desenlace triste y esperado para este barcodespués de su colisión con el carguero Crystal. Un suceso que, para empezar, ha causado la muerte de la tripulación.

El hundimiento definitivo de Sanchi tras una semana a la deriva se suma al de otros petroleros que corrieron la misma suerte. El más recordado en España es el naufragio del Prestige (63.000 toneladas de petróleo) en la costa gallega, en 2002, cuyas consecuencias todavía se sufren después de tres lustros.

El caso del ‘Atlantic Empress’

Los peores desastres protagonizados por barcos petroleros ocurrieron en pleno siglo XX. Son ejemplo el hundimiento del Amoco Cadiz, en Bretaña, en 1978, con 223.000 toneladas de crudo a bordo; el de Castillo de Bellver, en Sudáfrica, en 1983, con 252.000 toneladas; y el del ABT Summer, cerca de Angola, en 1991, con 260.000 toneladas.

La mayor catástrofe petrolera naval, sin embargo, tiene otro nombre: Atlantic Empress. Se hundió en el Caribe, en 1979, con una carga de 287.000 toneladas. No obstante, otros accidentes petroleros, al margen de los barcos, derramaron más líquido negro. Por otra parte, la desgracia del Sanchi ya es la primera en la lista del siglo XXI.

derrames petroleo

Los mayores vertidos de buques petroleros

Tormentas, colisiones y explosiones

Con relación a los motivos de los vertidos, son diversos. Así, mientras el Prestige y el Amoco Cadiz se hundieron tras sendos temporales, el Exxon Valdez y el Sea Empress encallaron; el Haven, el Castillo de Bellver y el ABT Summer sufrieron explosiones o incendios, y el Hebei Spirit, el Atlantic Empress y el Sanchi colisionaron con otros buques, fuera en el puerto o en alta mar —en cuyos casos apenas fue necesaria una respuesta ya que el petróleo no llegó a las costas—.

Es preciso añadir que los citados no son los únicos accidentes de buques petroleros registrados a lo largo de la historia, pero son los más recientes o los más importantes. Del mismo modo, agrupados los 20 mayores desastres, son mayoría los ocurridos en aguas europeas. Galicia sufrió años atrás (1992) el Mar Egeo.

Daño para la salud

Un informe de Greepeace datado en 2012 descubre que los impactos del crudo duran décadas. Pone como ejemplos el Prestige y del Exxon Valdez, en cuyo caso los efectos de contaminación seguían presentes 17 años después. El mismo documento destaca los daños para la salud humana.

Así, detalla que la “exposición al petróleo no está limitada al área cercana a la contaminación”. Es decir, cuando contamina el medio ambiente, los componentes pesados se depositan en los sedimentos y pueden afectar a las fuentes de agua o “ser consumidos por organismos que pueden entrar en la cadena alimentaria del hombre”. O evaporarse y ser transportados mediante el aire o el agua.

Dos grandes manchas

En otra nota, Greenpeace detalló hace unos años que es imposible limpiar los derrames. Decía que, en el mejor de los casos, “sólo se recupera entre el 15% y el 20% del petróleo derramado en el océano”, y que los dispersores químicos que trocean el crudo sólo empeoran la situación.

sanchi mancha

Una de las manchas de crudo del petrolero ‘Sanchi’, hundido en China / EP

Sanchi ya ha provocado dos manchas de crudo en el mar; una cubre 69 kilómetros cuadrados y la otra, menos espesa y condensada, 40, según imágenes por satélite tomadas en la zona del suceso. Greenpeace alerta del riesgo de contaminación de especies muy consumidas en China como la corvina amarilla y la caballa.

Cabe añadir que el buque Sanchi terminó en aguas pertenecientes a la zona económica gestionada por Japón arrastrado por las corrientes. Las autoridades han abierto una investigación para esclarecer las causas del accidente.

Medidas contra los combustibles fósiles

¿Hay solución? Una noticia ha pasado desapercibida en los últimos días. La ciudad de Nueva York sí cree en el cambio climático y luchará contra él (al contrario que su presidente, Donald Trump). Su plan pasa por la desinversión en combustibles fósiles y la demanda a las compañías petroleras por contribuir al calentamiento global. Por algo se empieza.

Fuente: CRONICA global– GERARD MATEO @gerardmateo

Tags

Deja un comentario